SMILE ENERGY

En los últimos años, la producción industrial ha experimentado un aumento continuo en los costos de energía, obligando a todas las empresas de fabricación a prestar cada vez más atención a la contención de estos consumos.

Desde hace mucho tiempo, COMI impulsa el diseño de su maquinaria teniendo en cuenta este requisito, implementando soluciones que apuntan a la reducción del consumo de energía.

Algunas soluciones que permiten un ahorro significativo de energía en la producción de máquinas de termoformado COMI son:

  • Optimización de los procesos de termoformado, que permite reducir el grosor de las láminas
  • La generación de vacío a través de venturi, reemplazando las bombas tradicionales en operación continua
  • Compensación de ejes por sistemas neumáticos, que limita el uso del motor solo a las operaciones de posicionamiento.

Mientras que para la producción de prensas son:

  • El uso de servobombas que consumen solo la energía realmente utilizada, y permiten que el aceite no sufra un sobrecalentamiento que genera un consumo de energía adicional para su enfriamiento
  • El uso de motores eléctricos altamente eficientes, que además de reducir la absorción eléctrica también reduce el ruido.

INDUSTRY 4.0

El modelo de producción y gestión empresarial denominado “Industria 4.0” se basa principalmente en tres elementos:

  • La conexión entre sistemas físicos (maquinaria) y digitales (Internet), que permite que toda la información relevante esté disponible en tiempo real
  • El desarrollo de análisis complejos, a través de la información (Big Data) obtenida de la Red.
  • La identificación de ajustes en tiempo real, lo que hace posible una gestión más flexible del ciclo de producción.

COMI ya produce maquinaria interconectada, programable rápidamente y equipada con inteligencia artificial, poniendo a disposición de sus clientes estas tecnologías habilitadas para capturar beneficios importantes, que incluyen:

  • Mayor flexibilidad, a través de la producción de pequeños volúmenes a costos de gran escala
  • Mayor productividad, a través de tiempos de configuración reducidos
  • Reducción de errores y tiempo de inactividad, a través de las soluciones Edge Computing para el monitoreo y detección de fallas de funcionamiento